Despidos por causas económicas: ¿Qué puede hacer por ti un perito?

Uno de los supuestos más controvertidos del despido procedente es aquel que se justifica por causas objetivas. Con la Reforma Laboral de 2012, se ampliaron los supuestos y se introdujo la posibilidad del despido por causas económicas. En este artículo explicamos cuándo está justificado y cuál es la función de un perito judicial Madrid.

Supuestos de despido por causas económicas

En realidad, este supuesto de despido permite que una empresa reduzca personal si tiene pérdidas continuadas o una previsión fehaciente de que las va a tener a corto plazo. Un dato incontrovertible es si hay pérdidas durante un mínimo de 3 trimestres consecutivos, acompañadas de una bajada de los ingresos.

Lo que sucede es que, en la mayoría de los casos, el supuesto de despido por causas económicas se mueve en una zona gris y algunas empresas tienen la tentación de alegar esta causa para ahorrar costes laborales. Uno de los efectos colaterales de la Reforma Laboral es que el despido por causas económicas aumenta los litigios judiciales.

Es ahí donde el trabajador, si quiere mantener su puesto de trabajo, tendrá que demostrar que no es prescindible y que la compañía es viable. En la demanda que se presente, es recomendable contar con el concurso de un perito.

¿Qué hace un perito judicial?

Un perito judicial Madrid tiene la función de actuar en un juicio como especialista en la materia. Aunque lo haga a petición de una de las partes en un litigio, está obligado a ofrecer una información veraz y objetiva. Este es el motivo por el que la mayoría de los tribunales de justicia tienen en cuenta sus informes.

Por todos estos motivos, para mantener el puesto de trabajo o luchar por una indemnización justa, invertir en los servicios de un perito judicial Madrid como Valorex puede ser la forma de recuperar lo propio.

Sin comentarios

Añadir un comentario